Bajocero

Bajocero

Bajocero es una película española en la que un furgón que trasladaba presos es atacado por alguien que tiene que ajustar cuentas con uno de los presos, lo que pone en peligro a todos sus ocupantes.

El protagonista principal es Martín Salas, un policía al que le gusta que todo se haga siguiendo el reglamento, que va a realizar un traslado de presos en una fría noche junto a su compañero Montesinos que, a diferencia de Martín, piensa que hay ocasiones en las que hay que saltarse las normas.

Tras meter a los seis presos en las celdas del furgón comienzan el viaje por una carretera por la que no circulan coches, acompañados de un coche patrulla de escolta con dos agentes que les van abriendo paso por si hubiese algún imprevisto.

Pero durante el trayecto el furgón es obligado a parar, más que nada porque han puesto una trampa para pinchar las ruedas, y tras unos disparos Martín se queda solo en el furgón con todos los presos.

Tras la confusión inicial, por el walkie que lleva Martín se pone en contacto el asaltante y les dice lo que quieren: tienen que abrir el furgón con la llave que tiene Martín y entregarle vivo a Nano, que es uno de los presos.

El furgón está blindado y desde fuera no puede abrir la parte donde están los presos, de ahí que quiera que los que hay dentro le abran la puerta. Con tantos presos puede parecer que la cosa va a ser fácil, ya que la mayoría están a favor de abrir el furgón ya que la cosa parece que no va con ellos.

Pero Nano enseguida reconoce la voz y se niega a que abran la puerta, dice que el asaltante es un expolicía llamado Miguel que está loco, es peligroso y que le quiere inculpar de cosas que no ha hecho.

Total que mientras discuten se acaban quedando sin la llave y ahora tiene que buscar la manera de abrir el furgón ya que Miguel les deja bien claro que va muy en serio y todos morirán si no le entregan a Nano.

Y mientras Martín intenta convencer a Miguel para que se entregue, ya que como es policía le dice que no puede entregarle a Nano para que lo mate, y más sin saber lo que pasa entre ellos.

La mayor parte de la trama tiene lugar dentro del furgón y cuando al final nos cuentan el motivo por el que Miguel está haciendo esto, más o menos ya te lo imaginabas así que no es ninguna sorpresa.

Bajocero es una película de Netflix que dura 1 hora y 46 minutos. En mi opinión le sobran muchas escenas del principio que se podían haber contado de forma más resumida y lo único que hacen es alargar la película.

Hay que tener paciencia porque empieza bastante floja pero luego hacia la mitad, a partir del asalto al furgón, la película mejora.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario