El postre de la alegría

El postre de la alegría

En la comedia El postre de la alegría seguimos a una anciana que ve en el tráfico de drogas la solución a sus problemas económicos.

Paulette es una anciana viuda, gruñona y racista que cobra una pensión de viudedad, pero es tan poco dinero que las deudas se le acumulan y tiene que hasta coger comida de los contenedores. Vive en pleno suburbio a las afueras de París donde el tráfico de drogas es muy habitual.

Tiene una hija llamada Agnès con la que no tiene una buena relación porque se casó con un negro llamado Ousmane que es policía. No oculta que tampoco le gusta su nieto simplemente porque es negro.

¿Por qué es tan racista Paulette? pues porque les culpa de todos sus problemas, tuvo un restaurante durante muchos años con su marido, pero lo acabó perdiendo y acabó en manos de unos asiáticos.

Aunque por un lado vemos que es racista por otro lado va a misa y se confiesa con un cura que es negro y no tiene problemas, por lo que tampoco es que sea una racista radical.

Por su yerno Ousmane, que es policía, se entera de todo lo que se puede ganar con la venta de hachís y esto le da una idea a Paulette. Se pone en contacto con Vito, que es el que está al cargo de la venta de drogas en esa zona, y le dice que ella también quiere vender hachís.

Al principio Vito no le hace ni caso y se lo toma a risa, pero Paulette encuentra el modo de que le de una oportunidad y acaba siendo todo un éxito, porque los clientes se fían de ella porque por su aspecto saben que no es policía, a la vez que por su aspecto la policía no sospecha de ella.

Tras un incidente Paulette se renueva y ofrece a los clientes unos postres muy especiales que se vuelven muy populares, tanto que tiene que pedir ayuda a sus amigas María, Lucienne y Renée para atender a tanta demanda. Eso sí, tendrá que tener cuidado para que Ousmane, que suele pasarse por su casa, no le pille.

Sin que la película El postre de la alegría sea ninguna maravilla, consigue que mantengas el interés para ver cómo se las arregla la gruñona de Paulette en el mundo de las drogas y además vemos cómo va cambiando y ahora que se relaciona con otras personas las va viendo de otra manera.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario