La vida de Calabacín

La vida de Calabacín

La película de animación stop-motion La vida de Calabacín tiene como protagonista principal a un niño de 9 años que aunque su nombre es Ícaro, quiere que le llamen Calabacín porque es como le llamaba su madre.

Tras la repentina muerte de su madre, que bebía demasiado para ahogar las penas, Calabacín tiene que ir a un hogar de acogida con otros niños de su edad.

Raymond es el policía que le lleva al hogar de acogida y como los dos se llevan muy bien, le va visitando para ver cómo está aunque ese ya no es su trabajo.

Durante la película nos cuentan el motivo por el que esos niños están allí y ya te digo que todos los motivos son tristes: unos porque sus padres son drogadictos, otros porque su padre está en la cárcel y la madre pasa de él al tener nueva pareja, otro porque el padre mató a la madre y luego se suicidó… todo son cosas que por desgracia suceden en la vida real pero nos sorprende con la naturalidad con la que lo cuentan los niños en la película.

Allí Calabacín se tiene que adaptar a su nueva vida y poco a poco se irá haciendo amigo de todos los otros niños, aunque al principio algunos le reciben de un modo bastante hostil.

Además llega una niña de 9 años de la que Calabacín se enamora y a la que intenta ayudar, ya que su tía quiere hacerse cargo de ella y ser su tutora y aunque pueda parecer que esto es algo bueno, la realidad es que no la quiere y la trata fatal, lo único que le interesa es el dinero que recibirá si se hace cargo de ella.

La vida de Calabacín es una película muy entrañable que llega al corazón y aunque la situación por la que los niños están allí es dramática, la película no se centra solo en lo triste, lo sabe combinar perfectamente con momentos divertidos y tiernos haciendo que sea una gran película que si no la has visto sin duda te la recomiendo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario