Los irregulares

Los irregulares es una serie, de la que de momento tenemos 8 episodios de alrededor de 50 minutos cada uno, que tiene lugar en el Londres victoriano y en la que un grupo de jóvenes inadaptados se dedican a investigar crímenes sobrenaturales para el doctor Watson y Sherlock Holmes.

La más protagonista del grupo es Bea que tiene 17 años y vive en los bajos fondos de Londres junto a su hermana Jessie, que tiene un don que la hace especial, y sus amigos Billy y Spike.

Todo comienza cuando el doctor Watson se acerca una noche a Bea y le dice que tiene una agencia de detectives junto a su socio (Sherlock Holmes) y la contrata para que consiga información, ya que ellos al ser gente respetable no son bien recibidos en las peores zonas de Londres.

A partir de ahí Watson le irá encargando que investigue varios casos a Bea, como el de secuestros de bebés o el robo de dientes a los niños, que irá resolviendo con la ayuda de sus amigos a los que se unirá Leo (que aunque ellos no lo saben es el príncipe Leopold y tiene hemofilia) y así tendremos un triángulo amoroso ya que tanto Leo como Billy están enamorados de Bea.

Además de investigar estos casos, que todos tienen algún toque sobrenatural, se va desarrollando una trama que continúa a lo largo de los episodios, resulta que alguien ha abierto una grieta en el portal que separa nuestro mundo del de los espírtitus, y tiene que encontrar la grieta para cerrarla antes de que sea demasiado tarde.

Si dejas de lado que aparecen los nombres de Sherlock Holmes y el doctor Watson, la serie gana puntos y te gusta más, porque si no hace que te creas que las investigaciones de los casos van a ser «al estilo Sherlock Holmes» y para nada es así. La serie no me acaba de enganchar, pero tampoco me disgusta, la puedo ver pero sin hacer un maratón.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario