Palabras que burbujean como un refresco

Con este original título, Palabras que burbujean como un refresco, nos llega este anime a Netflix en la que seguimos a dos jóvenes durante un mes.

Cherry es un joven muy tímido que se comunica con haikus (un tipo de poesía corta japonesa que refleja los sentimientos al contemplar una escena y que suele hacer referencia a una estación del año o a la naturaleza, por ejemplo uno de los que hace Cherry en la película es «Se aleja volando la luz del estío al atardecer») Cherry suele llevar unos auriculares, aunque no escucha nada, los usa porque le molesta los ruidos fuertes y así además la gente no el habla. Trabaja en un centro de día para mayores sustituyendo a su madre que está de baja por una lesión de espalda.

Y Yuki es una joven conocida en las redes sociales como Smile, es muy alegre pero insegura, lleva una mascarilla porque se ha puesto unos brákets y le da verguenza que la gente lo vea.

El 17 de julio los caminos de los dos se cruzan, van entablando amistad, se siguen en las redes y acaban trabajando los dos en el centro de día.

Allí hay un anciano, el señor Fujiyama, que tenía una tienda de discos y se pasa los días con una carátula vacía de un vinilo que está buscando. Ese disco es muy especial para él y tras conocer el motivo, Cherry y Smile le prometen que le ayudarán a encontrarlo.

Pero hay una cosa importante que Cherry no se ha atrevido a contarle a Smile, y es que el 17 de agosto se muda con sus padres, y aunque esto ya lo sabía desde el principio del verano y no le importaba, ahora que se ha enamorado de Smile preferiría no tener que irse.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario