Presunto secuestro

Presunto secuestro

Aunque en la película Presunto secuestro no lo mencionan, en la sinopsis de esta película indica que está inspirada en una historia real.

Comienza cuando Elle Whitland está en una gasolinera pidiendo ayuda, después pasamos a cuando está en el hospital con la policía y llega su hermana Jen y su novio Billy.

Elle llevaba desaparecida tres días y dice que alguien la secuestró cuando estaba en casa. A partir de ahí la policía va interrogando a Elle, Billy y Jen para recopilar datos sobre lo que pasó desde su desaparición. Además de hablar con el psiquiatra de Elle, que la va tratando desde hace 15 años por un trauma que sufrió de pequeña.

El día de su secuestro Billy le volvió a pedir matrimonio una vez más, pero llevan solo un año saliendo y Elle no quiere comprometerse todavía, lo que no significa que no le quiera, simplemente necesita más tiempo para conocerse mejor.

Como Billy tenía que irse a trabajar, es periodista, quedaron en hablar del tema por la noche, pero por un trabajo de última hora él llegó tarde y ella no estaba en casa.

Cada uno va contando y vamos viendo su versión a la policía sobre lo vivido durante ese tiempo, y con esto me refiero a que por ejemplo en la versión de Billy vemos que fue él quien al día siguiente de la desaparición de su novia le dice a Jen que hay que ir a la policía, pero en la versión de Jen vemos que es ella la que le dice a Billy que hay que ir a la policía. Esto lo que pretende es intentar despistar al espectador, aunque no tienen mucho éxito en la misión.

La policía sospecha que Billy puede estar implicado, pero también por el relato de lo que va contando Elle y la falta de lesiones físicas hace que piensen que puede que no sea cierto lo del secuestro.

Presunto secuestro se podría decir que es la típica película de sobremesa (que no tengo nada en contra de ellas y las suelo ver) en la que las interpretaciones son muy flojas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario