The One

The One

En esta serie de ciencia ficción una empresa llamada The One, ofrece un servicio de emparejamiento en la que con tan un mechón de tu pelo realizan una prueba de ADN para encontrarte al amor de tu vida, esa persona de la que la genética te garantiza que te enamorarás.

El desarrollo de este método lo hicieron Rebecca Webb, que tiene un doctorado en bioinformática y biología de sistemas, y que ahora es la presidenta de la empresa, y James Whiting que hizo con ella el doctorado y en la actualidad ha dejado la empresa.

The One tiene mucho éxito por lo que The One es una empresa de mucho dinero y con poder, millones de personas se han hecho la prueba de ADN para encontrar a su pareja ideal, incluso se la realizan personas casadas que hasta ahora eran felices con sus parejas.

En el río Támesis aparece el cuerpo de Ben Nase, que lleva sobre un año desaparecido y era amigo de James y compartía piso con Rebecca hasta que desapareció.

Los policías Kate Saunders y Nick Gedny son los que llevan la investigación y Rebecca y James se pone en alerta ya que, tal y como vemos en un flashback están involucrados en la muerte de Ben.

Aunque Kate está convencida de que Rebecca está implicada no tiene pruebas para demostrarlo por lo que no la puede detener, y por su parte Rebecca está dispuesta a cualquier cosa para que no se descubra lo que pasó.

Durante la serie vamos retrocediendo hasta dos años, para mostrar cómo crearon Rebecca y James el método del emparejamiento y además vemos fragmentos de lo que pasó cuando murió Ben, cosa que hace que no sea ningún misterio porque con lo que te enseñan ya muy pronto sabes lo que ha pasado.

Además de esta historia tenemos dos tramas más que destacan, por un lado la de Kate (la policía) que se hizo la prueba y la han emparejado con Sofía que vive en Barcelona y tras hablar un poco con ella por videollamada, Sofía viaja para visitarla en Londres pero tiene un accidente y se queda en coma. Mientras está en el hospital va descubriendo varias cosas de Sofía que no le había contado.

Y después tenemos la historia de Hannah y Mark. Resulta que ella es muy celosa y aunque son felices y están muy enamorados, tiene miedo de que su marido se haga la prueba de The One y la deje por la persona con la que estaría emparejado.

Así que no se le ocurre otra cosa a Hannah que hacerle la prueba de ADN a Mark sin que él lo sepa y después se hace amiga de Megan, que es la chica con la que está emparejado Mark y que casualmente ahora vive también en Londres. Como ya le dice su amiga Lucy, esto es una muy mala idea, y como era de esperar por culpa de Hannah, Megan y Mark se conocen disparando al máximo los celos y el miedo de Hannah por si ahora Mark se siente tan atraído por Megan que la deja, que era justo lo que intentaba evitar.

Y por si fueran pocas estas tramas, también quieren que Rebecca deje de ser la presidenta de la empresa, algo a lo que ella no está dispuesta y hará todo lo posible para evitarlo.

Para mi el desvelar tan pronto lo que pasó con Ben (aunque no te muestren la escena completa) es un error porque acabas perdiendo interés, y al final lo que vemos es a una mujer que solo piensa en ella, que renuncia al amor de su vida por tener dinero y poder, y que está dispuesta a todo para no perderlo, aunque la mayoría de las cosas que hace se las encarga a su hombre de confianza.

Y las otras dos tramas secundarias, la de Kate y Sofía no me enganchó y la de Hannah, Mark y Megan, pues en un principio me sorprendió la locura que se le ocurrió a Hannah pero me acabó cansando, en mi opinión le dan demasiado protagonismo a estas historias.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario