La casa

La casa

La película La casa es una comedia de humor negro animada que la verdad es que es un poco extraña. Se compone de tres historias a lo largo del tiempo que tienen en común la misma casa.

La primera historia comienza con una familia pobre en la que tenemos al padre que se llama Raymond, a la madre que se llama Penny, a Mabel que es la hija de ocho años y la pequeña Isobel. Una noche Raymond se encuentra con el señor Vanschoonbeek, un arquitecto quien le dice que ha comprado los terrenos que rodean su propiedad y quiere que su familia se mude a una casa que va a construir. La familia de Raymond serán los propietarios de la nueva casa y del terreno pero deberá renunciar a la que ahora tienen que es mucho más modesta, y claro está, aceptan el trato.

Una vez en la nueva casa los padres comienzan a comportase de un modo extraño, la madre se pasa el día con la máquina de coser y el padre delante de la chimenea. A Mabel no le queda más remedio que hacerse cargo de su hermanita mientras intenta encontrar una explicación al lo que está pasando.

En la segunda historia, que tiene lugar unos años después, los personajes son ratas con comportamiento humano y seguimos a un promotor inmobiliario que ha estado preparando la casa para su venta, y se da cuenta que hay una plaga de escarabajos de la que intenta librarse. Pero este no será el mayor de sus problemas ya que, durante la jornada de puertas abiertas en la que todo el que quiere puede ir a ver la casa y hacer una oferta por ella, se topa con una pareja que no parece que tengan intención de marcharse.

Y en la tercera historia los personajes son gatos también con comportamiento humano, y seguimos a Rosa, una casera que ha convertido la casa en alquiler de pequeños apartamentos pero que debido a unas inundaciones la mayoría de sus inquilinos se han ido y solo quedan dos, Elías y Jen que no le pagan con dinero por más que ella insiste.

Rosa ve mucho potencial en la casa pero necesita el dinero para la reforma y además en pocos días el agua llegará hasta la casa por lo que lo más sensato sería irse de allí. Pero Rosa no quiere abandonar el lugar y comenzar de nuevo, está empeñada en reformar la casa y convertirla en su hogar que llenará de buenos recuerdos.

Si te apetece ver La casa, la tienes en Netflix, su duración total es de 1 hora y 37 minutos. De las tres historias la que más me ha gustado es la primera.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario