Metanol: El líquido de la muerte

Metanol El líquido de la muerte

Esta miniserie llamada Metanol: El líquido de la muerte, está basada en hechos reales que tuvieron lugar en el verano de 2012 en la República Checa. Tiene solo dos episodios de 1 hora y 30 minutos cada uno.

En Moravia, el negocio de la venta de alcohol ilegal está controlado en su mayoría por la familia Dubina, mientras los demás esperan su oportunidad.

No es nada fácil competir contra ellos porque los Dubina son más baratos, así que todos le compran a ellos, mientras que los demás no pueden permitirse dejar sus productos a tan bajo precio.

Un hombre llamado Ruda está a punto de perder su trabajo en una empresa de productos químicos, aunque el dueño también se dedica a la venta de alcohol ilegal.

Así que busca la manera de conservar su trabajo y se le ocurre un plan que reducirá el precio de los licores que vende ilegalmente su jefe Tomás Sikora.

La idea que ha tenido ha sido diluir el alcohol con metanol, que por si no lo sabéis es muy tóxico y no debe beberse.

Al principio Sikora piensa que se ha vuelto loco, pero Ruda insiste en que lo ha mirado por internet y que el envenenamiento con metanol se neutraliza con alcohol, por lo que no habría problema, sería como tomarte el veneno y el antídoto a la vez.

Después de convencer a Sikora, convence a Jirka Malota para que lo distribuya con su empresa de transporte, y así poder vender a precios más bajos que los Dubina.

Y ahora que los ha convencido toca diluir el alcohol con metanol y se ponen a distribuirlo, en botellas y garrafas, sin probar antes si era peligrosa esta mezcla.

Entonces llega la tragedia, varias personas que consumen ese alcohol acaban enfermas por intoxicación de metanol, a algunos les provoca ceguera y varios mueren.

La policía trata de dar con los responsables y recuperar los miles de litros de alcohol diluido con metanol que han distribuido, para así evitar más muertes.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario