The night my number came up

The night my number came up

Esta película de suspense titulada como puedes ver por las imágenes es en blanco y negro y ya tienen unos cuantos años, aunque para muchos será nueva porque no la habréis visto. Se titula The night my number came up (La noche que salió mi número) y es del año 1955.

Comienza la película en el aeropuerto Kai Tak de Hong Kong, al que ha acudido rápidamente el comandante Lindsay para ver al teniente coronel tras enterarse por las noticias de la desaparición de un avión cuando sobrevolaba el norte de Japón.

Lindsay insiste en la zona concreta en la que deben buscar el avión aunque no quiere darle el motivo por el que está tan seguro, porque se reiría de él y no le tomaría en serio. Tanto insiste que aunque no está lejos de la zona en la que se perdió el contacto deciden buscar en esa zona.

Después retrocedemos y al poco tiempo vemos al comandante Lindsay que ha sido invitado a una cena por el señor Robertson y cuenta a los invitados el sueño que ha tenido esa noche, en el que un avión en el que viajaba uno de los invitados, el mariscal Hardie que casualmente va a volar a Japón al día siguiente, y da varios detalles del sueño como que en total eran ocho pasajeros, entre ellos una mujer y un civil muy importante, tenía problemas, la radio no funcionaba, solo tenían combustible para llegar a la costa, nevaba… y describe la zona en la que el avión se estrella.

El mariscal Hardie y el capitán McKenzie han escuchado el sueño y no le dan importancia porque no creen en esas cosas, pero al final el señor Robertson que nunca a viajado en avión tiene que unirse al viaje y aunque no quiere reconocerlo y dice que no cree en las premoniciones de los sueños, eso no es lo que transmite su cara.

A medida que van ocurriendo cosas que coinciden con el sueño, el señor Robertson se va preocupando cada vez más, aunque no quiere reconocerlo, y trata de cambiar la situación para que no sea exactamente como en el sueño y así quedarse más tranquilo.

La película no está mal, dura 1 hora y 35 minutos y se hace entretenida con las emociones del señor Robertson que si ahora se preocupa, que si respira aliviado porque las cosas no coinciden con el sueño, pero hay un giro y las circunstancias lo cambian todo y vuelve la preocupación…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario