Yaksha: Operaciones despiadadas

Yaksha

Yaksha: Operaciones despiadadas es una película coreana llena de acción en la que un fiscal se ve arrastrado a una guerra mortal entre espías.

El fiscal Han Ji-Hoon de Seúl está al mando de la investigación al Grupo Sang-in en la que el presidente Lee está acusado de soborno y manipulación de mercado, pero la fiscalía comete un grave error al registrar las oficinas del Grupo Sang-in ilegalmente, sin los permisos necesarios. Le piden a Han que no diga nada y lo mantenga en secreto pero él es muy estricto en que se cumplan las normas y el presidente Lee queda en libertad.

Han pierde su puesto como fiscal y para recuperarlo se ofrece para una misión en la que irá hasta Shenyang, China, que es el centro de la lucha de poder en Asia oriental por Corea del Norte. Y es que agentes secretos de varios países libran en China una guerra silenciosa.

En Shenyang un equipo de operaciones encubiertas del servicio de inteligencia surcoreano está mandando informes falsos a la central y por eso mandan a Han a investigar lo que está pasando.

Una vez allí le llevan a una agencia de viajes que usan como tapadera y no es que el equipo de Shenyang, compuesto por Jeong-dae, Jae-gyu y Hui-won, se alegre mucho de verlo por allí. Además está el director de zona que se llama Ji Kang-in, al que apodan Yaksha, y aunque ya le habían comentado a Han sobre sus métodos violentos de hacer las cosas, no estaba preparado para presenciarlos en directo.

La situación es que Moon Byung-uk es un hombre que trabajaba en la Sala 39, que es un grupo del comité central norcoreano que recauda moneda extranjera y lleva la caja B de la familia Kim. Y hace un mes les había pedido protección al equipo de Shenyang, al que está investigando Han, pero cuando llegaron al lugar en el que debían verse no apareció.

Y hace una semana intentaron secuestrar a Moon dos grupos, unos eran de la guardia suprema de Corea del Norte y los otros no han sido identificados. En el enfrentamiento entre ambos bandos Moon consiguió escapar y nadie lo ha vuelto a ver.

Ahora el grupo en el que está Han están tratando de encontrarlo mientras son atacados por los otros bandos, aunque Han tiene la impresión de que no le han contado todo.

En resumen tenemos varios bandos, Corea del Norte, Corea del Sur, Japón… y todos quieren algo que tiene Moon Byung-uk y que puede ser muy perjudicial para uno de los bandos si sale el contenido a la luz.

Para Han esta situación es dura porque él es un hombre al que le gusta que todo se haga según las normas y este grupo en el que se encuentra no es que sigan precisamente los métodos que a él le gustarían. Pero a medida que va conociendo más a Yaksha va cambiando la opinión tan mala que tenía de él en un principio.

Además Yaksha tiene como enemigo a Ozawa Yoshinobu con el que tiene cuentas pendientes, antes era de la agencia de inteligencia de Japón, ahora va por libre y es el mejor espía de toda Asia y el jefe de uno de los bandos que quiere lo que tiene Moon.

La película es larga, dura unas 2 horas, pero lleva un buen ritmo lo que ayuda a que se haga entretenida en todo momento. Si te gustan las películas de acción te la recomiendo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando...

Deja un comentario