Halloween cuenta atrás: Drácula

Este año pretendo también publicar una serie de entradas, dedicadas esta vez a películas clásicas del género de terror. Y cuando digo clásicas, quiero decir dignas de un Retrospecter/Mundo viejuno.

 

Hoy toca un gran clásico:

DraculaDrácula (1931)

Dirigida por Tod Browning y protagonizada por Béla Lugosi.

Fondos pintados, escenarios de cartón, murciélagos como los de Barrio Sésamo… y es una maravilla.

El argumento es de todos conocido, ya que es una adaptación (razonablemente fiel) de la famosa novela homónima de Bram Stoker (o más bien es la adaptación a cine de la adaptación a teatro): El conde Drácula – noble y vampiro transilvano – se compra una modesta propiedad en Londres, ciudad a la que viaja entusiasmado para conocer mundo y darse un festín de sangre en sus pobladas calles nocturnas (los campesinos de su Transilvania natal ya están más que resabiados). Una vez en Londres entablará amistad con su vecino el doctor Seward y tratará de esclavizar a la hija de éste, Mina. Por suerte también se encontrará con el profesor Van Helsing, un hombre con profundos conocimientos de ciencias oscuras y tenebrosas, que le reconocerá como lo que es y hará todo lo posible por derrotarlo.

 

Es un peliculón, pero hay que verla siendo conscientes de lo que vamos a ver. No es una película de sustos, acción ni efectos especiales. Es una película que se apoya en la creación de ambientes (los poco acogedores yermos transilvanos, el enorme y ruinoso castillo de los Dracula, la cosmopolita Londres) y en la lucha de voluntades (la completamente subyugada del pobre Renfield, las peligrosamente expuestas de Lucy y Mina y las de acero de Drácula y Van Helsing).

 

Dracula

No, no está usando la Fuerza para estrangular a nadie. Está poniendo énfasis en sus potentes poderes hipnóticos.

 

¿Por qué ver una película tan vieja?, os preguntaréis. ¿Puede emocionar o sorprender una película con más de 80 años? Mi escena favorita ocurre cuando Dracula está guiando a Renfield hasta las habitaciones de éste. El castillo está ruinoso y descuidado, y tienen que atravesar un tramo de escaleras completamente bloqueado por las telarañas. El conde atraviesa ese tramo de escaleras como si no hubiera nada en su camino, y se gira para mirar cómo Renfield tiene que abrirse paso con su bastón por entre las telarañas, que seguían intactas.

No me esperaba algo así de sutil, y me sorprendió. Esa escena nos avisa de que Dracula no es sólo un bebedor de sangre, sus poderes son extraños y su comportamiento no es humano.

 

Edward Van Sloan como profesor Van Helsing.

Professor Van Helsing is NOT impressed.

 

 

Lo mejor de la película para mí son sin duda las actuaciones de Lugosi (el conde Drácula) y Van Sloan (el profesor Van Helsing). Cuando están en pantalla, todo lo demás parece girar a su alrededor; y cuando sus personajes se enfrentan es como contemplar un choque de titanes.

 

Dwight Frye interpretando a Renfield también tiene lo suyo.

 

Lo peor es el ritmo; especialmente en el montaje de las últimas escenas, que parecen apresuradas como si hubiera prisa por terminar la película sin sobrepasar la hora y media que dura. Una pena.

 

Si tuviera que puntuarla le daría un 4 sobre 5. Me gusta, y mucho, pero ese final a trompicones la aleja de la puntuación perfecta. Eso sí, aconsejo verla en versión original; las voces de Lugosi y Van Sloan están ahí para disfrutarlas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Autor: Jorgemán

Compartir esta publicación en

Trackbacks/Pingbacks

  1. Halloween cuenta atrás: Drácula - Tu web de ocio - […] titulada Drácula, rodada con el mismo guión y en los mismos escenarios (y al mismo tiempo) que el Drácula…

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *